TORRADÍA: ENTRE EL OLVIDO Y LA IMAGINACIÓN (Por Juan Sebastián Moreno Z.)

El temblor en sus cuerpos era algo natural; habían aprendido a vivir con esa extraña sensación de tener húmedas sus ropas, a pesar de poner sobre sus cuerpos abrigos, sacos y mantas. La temperatura de aquel lugar olvidado por la civilización era algo extremo, que ni siquiera los inviernos más fuertes que se han vivido por los hombres lo han hecho sentir. Aquello enfriaba hasta lo sueños de quienes allí vivían.

Enclavado en lo más alto de los Andes americanos, estaba este pequeño poblado llamado Torradía. Su nombre recordaba algún lugar caluroso en el planeta, pero nada más distante que el calor, que sólo se podía sentir si se acercaban los rostros a los leños candentes de las chimeneas de cada casa del callado y, en cierta medida, triste pueblo, en medio del blanco manto que se unía con las heladas nubes que pasaban dejando su recuerdo helado en los techos de todas las viviendas, que por cierto solo eran tres.

Allí, en esté inhóspito lugar se encontraba la pandilla de Shaun Lawrence, su hermano, sus dos primos y una amiga. Todos tenían algo en común, eran hijos de viajeros que subieron, pero encontraron una dificultad en sus retoños, así que decidieron abandonarlos.

Los pequeños sobrevivieron a este clima, lo cual es extraño, además fueron encontrados por un tal señor llamado Ramiro Aortamienti, que por cierto los alimentó, cuidó y enseñó a recolectar, cazar e imaginar. Así pasaron los años, y los niños cada vez crecían más, y el viejo cada vez parecía más muerto, hasta que llegó el día en que este abuelo, en el que los niños habían encontrado confianza, murió.

Los pequeños estaban confundidos, porque no sabían que le pasaba a su amigo, pero como cualquier otro niño se olvidaron de él y pronto fue cubierto por ese manto blanco que se extendía por las montañas.

Olvidándose de todos sus deberes, se reunían debajo de sus casas con pequeños pedazos de un desconocido material, que al ser iluminado por la luz incandescente del fuego en las chimeneas creaba un espectáculo inimaginable: los objetos se elevaban al igual que los sueños de lo niños, reflejaba todos los colores que ellos no habían visto jamás; cada uno al ver esto quedaba inmóvil pensando, reconstruyendo en su mente una escena muy particular en la cual cada uno tenía la visión de su mundo… cuando pasaba esto, se quedaban dormidos, soñando, dejando volar su mente.

Por su parte, Shaun Lawrence y Patrick Lawrence, pensaban en que  eran los jóvenes comandantes del prestigioso Barco Rogen Mount; estaban en las espesas tinieblas de las Islas congeladas de Rotananegida, pero un gran pozo de lodo blanco no les permitía el paso, y sabían  que si pasaban por él, no habría marcha atrás; estaban acompañados por su pandilla y cada uno tenía un empleo en su embarcación. Shaun y su hermano verdaderamente estaban asustados, no sabían qué hacer, pero recordaron las  lecciones que les dio su Gran amigo Ramiro cuando se encontraban en la gran masa de árboles, llamada bosque; que cuando imaginara no usara los sueños en contra suya.

Así que se decidió: con su gran poder en esta historia, se apoderó de sus recuerdos y cubrió todo el pozo con las grandes nubes de su pueblo, que se confundían con el manto blanco; al hacer esto, en Torradía por fin se despejo el Cielo, el sol salió y al poblado entró el calor que producía esa gran masa de luz, que ellos confundían con una fogata muy fulgurante.

Los primos de Shaun, Jean y Antoine Bornée Lawrence, creían que estaban en una gran extensión de unos pequeños polvos y grandes piedras amarillas. No sabían cómo se llamaban, pero sabían, que estaban en un lugar en el cuál hacía un clima terrible, todo lo contario a Torradía. Estaban desesperados, pero como Shaun y su hermano, recordaron los trucos que les había enseñado su gran tutor, el viejo, empezaron a cavar con todas sus fuerzas y pudieron  formar unas pequeñas montañas de aquel polvo desconocido.

Siguiendo el consejo de Ramiro, encontraron agua, pero esta era salada, era horrible, pero muy buena para refrescar el cuerpo; además juntaron todos esos polvos, y hallaron en ellos un sitio muy bueno para descansar, además como eran muy buenos científicos (en sus sueños), descubrieron el modo  de pasar de esa asquerosa agua a una digerible, sobrevivieron en esta inmensa masa de polvos raros y siguieron aventurándose en más campos, en territorios desconocidos como estos. En  ese momento, con la invención de los hermanos Bornée, en Torradía se crearon las playas, el océano, y con el agua dulce, los ríos, quebradas, paramos y lagunas.

Por último, Jordi Retalia, soñaba que estaba en una selva aún virgen, que ella en compañía de su gran amor, Shaun, iban a descubrir todas las especies de aves que pasaban por su hogar, pero no las encontraban, además Lawrence estaba empezando a aburrirse de ella, pero Jordi, después de todo lo seguía amando. Siguieron en su búsqueda, pero no daba resultados. Recordaron los consejos del sabio Aortamienti, Siempre cuando iban a cazar les decía a sus pupilos que había que tener calma e idear un plan para engañar a las aves.

Ellos idearon el mejor plan de todos: pusieron en una malla varios trozos de frutas, vegetales, planta y unos pedazos de carne que ellos traían para su expedición. Esperaron, dos o tres días, pensando que no iba a dar resultado, pero con paciencia esperaron otros cinco días y por fin todo el trabajo dio sus resultados, no encontraron solo aves, sino una gran manada de muchas creaturas aún desconocidas por ellos; habían especies, rápidas, pequeñas, carnívoras, herbívoras, con manchas y un montón de características más. Al mismo tiempo, en Torradía crecieron selvas, habitaron animales salvajes, muchas más aves, y el poblado también se llenó de felicidad, pasión, paciencia, responsabilidad, perdón y sobre el amor que puede tener una persona hacía otra.

Así los vidrios cayeron, los niños despertaron y en sus ojos se vio el reflejo de una nueva Torradia, alegre, calurosa, llena de vida y sobre todo con una gran imaginación que le dio a este pueblo una gran sonrisa, una nueva vida, un nuevo futuro.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s