LA IMAGINACIÓN Y LAS AVENTURAS NO TIENEN LÍMITES (Lina Correa)

LA IMAGINACIÓN Y LAS AVENTURAS NO TIENEN LÍMITES

Recuerdo poco a cerca del porque llegaron a este lugar, lo único que sé es que hacia frio, mucho para ser exacto, habían 3 personas, todos eran como hermanos durante el tiempo en el que estuvieron allí, fueron 4 años duros pues el invierno no se detuvo. Una de las mujeres se llamaba Sara, era hermana de la otra muchacha que decía llamarse Sandra, ella no estaba muy segura por lo que decidió nombrarse así, el hombre era David. Todos vivieron juntos desde que tenían memoria, en un pequeño pueblo muy lejano a civilización alguna, no conocían muy bien el motivo del  porque se encontraban allí, pero es algo que les había dejado de importar hasta que llegó ese fuerte invierno que nunca olvidaran.

Se  levantaron muy temprano como de costumbre no vieron nada anormal a parte del fuerte frio, el cual esperaban con ansias pues si tenían suerte nevaba, era una de sus épocas favoritas en todo el año pero cuando se dieron cuenta de que el invierno no cesaba comenzaron a preocuparse ¿qué sucedería si jamás volvía a salir el sol?, ¿qué pasaría con la cosecha?, ¿iban a sobrevivir? Ninguno lo sabían. Un día por la tarde contaban los copos de nieve cuando de un momento a otro vieron una gran máquina pasar sobre ellos no sabían que era pues para alguien que no está al contacto de las grandes civilizaciones el Internet es como un monstruo, en fin el aparato era un avión del cual cayo un gran cofre.

Los tres muchachos muy asustados por el misterioso contenido del cofre decidieron abrirlo, se dieron cuenta que adentro habían una serie de libros, unos eran de amor, otros de misterio y había un libro de aventuras, este fue el que más les llamo la atención aunque Sara y David no sabían leer, Sandra si lo podía hacer, por lo que ella al verlos tan interesados en este lo leyó. El libro era del típico hombre de nieve que con magia que cobra vida y hace miles de cosas con los niños que le ayudan en lo largo de la historia, ellos fascinados con el cuento lo guardaron muy bien para leerlo cada noche antes de dormir y mantener así el anhelo de una vida llena de magia siempre.

Se dieron cuenta que el invierno, el frio y la nieve no se iban, sabían que ya era tiempo de que el sol volviera a salir, habían pasado ya 2 años, era hora de que  brillara y diera fin a la helada, entonces ellos decidieron ir en busca de él y del hermoso cielo azul, pero eran consientes de que jamás lo encontrarían con tantas nubes negras tapándole, así que se acostaron frente a su casa mirando hacia arriba esperando un milagro, al hacer esto todos cayeron en un profundo sueño, los tres soñaron con los bellos rayos del sol en sus caras y la felicidad de este al verles tan contentos con su presencia, parecía que la mejor aventura que ellos tenían se encontraba en su imaginación, pero de un momento a otro un hombre apareció y dijo:- ¿Qué hacen todos ustedes en el suelo y por qué estan en este lugar tan solo y alejado de la ciudad?-les pareció que el hombre estaba algo enojado por lo que decidieron intentar ignorarlo, sin embargo este era muy insistente, por lo que decidieron decirle con sumo cariño y sinceridad:-Tranquilízate y usa tu imaginación para solucionar tus problemas .

Fue entonces cuando el hombre reflejo una gran sonrisa  y se desvaneció en el aire, después de esto los tres despertaron y vieron en el suelo una carta con su respectivo nombre luego de que Sandra les ayudara a David y a Sara, a leer las suyas, se dieron cuenta que estas venían del hombre del sueño quien había escrito las aventuras y los anhelos más profundos de cada uno  y en el último párrafo de lo escrito decía “que la mejor forma de vivir de una manera  aventuresca era dejándose llevar por la imaginación sin tener límites” .Entonces durante los otros 2 años de frio invierno hicieron lo que aquel hombre les había dicho y sin dejarse abrumar por las circunstancias tuvieron aventuras fantásticas y extraordinarias hasta que volvió a salir el sol con más fuerza que antes, pero aun así nunca permitieron que por el hecho de que dejase de nevar no utilizaran más su imaginación.

Y fue así como por el resto de su vida soñaron, anhelaron, imaginaron y desearon sus aventuras sin tener límites pues sabían que estos se harían realidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s